LA NATURALEZA ES UN LIBRO QUE ESTÁ DISPUESTO A SER CONOCIDO




Los etólogos llevan décadas especulando sobre la posible existencia de ‘culturas’ diversas entre las poblaciones de chimpancés. Sin embargo, hasta ahora no se habían encontrado pruebas directas que demostraran la transmisión social de conocimientos entre los parientes más cercanos del ser humano.

El estudio publicado este martes en la revista PLos Biology es la primera evidencia de aprendizaje social registrada en la naturaleza, un comportamiento que puede definirse como ‘cultural’. “Tuvimos un golpe de suerte al estar en el lugar correcto en el momento adecuado para documentar la aparición y propagación de dos conductas novedosas de uso de herramientas, algo extraordinariamente raro en la naturaleza“, explica una de las autoras de la investigación, la doctora Catherine Hobaiter, pues en la mayoría de los casos “es difícil saber cómo se originan y se propagan los conocimientos dentro de un grupo“.

“Los científicos han estado fascinados durante décadas por las diferencias de comportamiento entre comunidades de chimpancés, pues cada grupo utiliza diferentes herramientas para la misma tarea. Estas variaciones de comportamiento se han descrito como ‘culturales’, lo que en términos humanos significaría que el comportamiento se propaga cuando una persona aprende de otra”, explica Hobaiter.

Una cría con un macho adulto . EMMANUEL KELLER

Los investigadores estudiaron la difusión de las nuevas variaciones de las ‘esponjas de hojas’, herramientas que comúnmente fabrican los chimpancés Sonso del bosque Budongo de Uganda. “Fabrican la esponja doblando hojas con su boca yla utilizan para beber sumergiéndola en agua. Sin embargo, haydiferencias culturales. Algunos chimpancés incluso maceran las hojas en lugar de simplemente doblarlas”, explica a este diario Thibaud Gruber, coautor del estudio.

Los primatólogos observaron a diferentes individuos que desarrollaron dos nuevas variantes de comportamiento: la elaboración de una nueva esponja de musgo y la reutilización de la esponja de hojas que se dejó en el lugar en una visita anterior. “Ninguno de estos comportamientos se habían observado previamente en los chimpancés Sonso en 20 años de investigación continua”, aseguran.

Antepasados comunes

Los resultados del estudio, según cuenta Gruber, tienen consecuencias directas en cuanto a la comprensión de la conducta social del chimpancé en su medio natural, y en particular la forma en que aprenden nuevas técnicas. “El hecho de que los nuevos comportamientos eran variantes de una técnica antigua conocida, sugiere que la cultura chimpancé cambia poco a poco, aprovechando los conocimientos previamente adquiridos”.

Para Gruber, estos hallazgos apoyan firmemente la idea de que los últimos antepasados comunes entre humanos y chimpancés podían aprender comportamientos unos de otros, de una manera similar a como lo hicieron los chimpancés Sonso. “También es probable que los pequeños cambios en el conocimiento cultural caractericen a especies de homínidos tempranos, y esto puede ser una vía de investigación para explorar y entender la evolución cultural humana, en lugar de enfocarse sólo en los mecanismos de aprendizaje social”.

Un aprendizaje casi humano

Según explica Thibaud Gruber, los primatólogos todavía tienen undebate abierto sobre la forma de aprendizaje, pues, aunque en cautiverio se ha demostrado que los chimpancés pueden aprender por imitación, hasta ahora desconocen si en la naturaleza ocurre lo mismo. “Nuestro papel permite mostrar, al menos, que hay algo de aprendizaje social en cuestión. Para confirmar que se trata de imitación, como en los bebés humanos, se necesitaría más investigación”, concluye.

Sin embargo, aunque el aprendizaje pudiese ser similar al de un bebé humano, para Gruber es poco probable que la cultura de los chimpancés pueda seguir desarrollándose hasta el punto que ha llegado la humana, “aunque es imposible predecir el futuro”, puntualiza. “Los seres humanos han tomado diferentes caminos evolutivos, así que no hay ninguna razón obvia por la que las culturas chimpancé pudieran llegar algún día a nivel humano”.

 

No obstante, según Gruber, las cultura del chimpancé puede servir de ejemplo para entender la cultura de los primeros humanos. “Por ejemplo, los cambios en la cultura de los chimpancés probablemente reflejan cómo las culturas de nuestros propios antepasados cambiaron con el tiempo“.

http://www.elmundo.es/ciencia/2014/09/30/542a847ae2704e35068b457b.html

 

Categoria: Sabías Que

Deja una Respuesta